Cuestión de actitud 

¿Cuántas veces nos hemos preguntando a nosotros mismos: ¿por qué ha cambiado? o antes no era así, ¿qué pudo pasar? ? Cuando nos preguntamos esto, tendemos a autoculparnos. A pensar que es por nuestra culpa, cuando en realidad no es así. Lo que ocurre es que tendemos a complicar las cosas. A intentar ver más allá de lo que es. A cegarnos por nuestra imaginación (no siempre limpia). Simplemente a complicarnos. Porque parece que nos gusta complicarnos y sufrir innecesariamente. No pensamos la posibilidad de: la gente no cambia, la gente solo se muestra tal y como es. Y es aquí, donde en nuestra mano está la capacidad de aceptarlo o no. De aceptar a las personas tal y como son, ya sea en la amistad, en la familia o en parejas. Y, es entonces cuando podemos valorar ciertas cosas sencillas como: ¿qué me aporta realmente esta persona? ¿Merece la pena aceptarlo? y esas autopreguntas que ya sabes que te vas hacer. Todo es cuestión de actitud. Todo es cuestión de cómo se mire. Todo depende de ti.

Anuncios

One thought on “Cuestión de actitud 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s