Abuelos

Hoy, mientras que estaba en la playa no pude evitar oír la conversación entre un abuelo y su nieto. El hombre se esforzaba en que el nieto entendiera lo bonito que es arriesgar y arriesgarse por algo o alguien. Que nunca es lo suficientemente tarde si algo, de verdad, te importa. Que si te importa, tú única preocupación es cuidar y proteger eso o ello antes de que se evapore. Luego le contó la historia de un amor de la juventud. Decía que no pasaba un solo día sin que la echara de menos, que la perdió por no arriesgar y quedarse en el lugar de confort. Que pasados unos años la volvió a buscar, averiguó donde vivía, la esperó y se encontró con que ella ya no le echaba de menos. Que tenía a su lado una persona que se encargaba de que no echara la vista atrás. El abuelo al decir esto, se le quebró la voz, pero rápidamente alzó la cabeza y con los ojos llorosos añadió: – hijo, recuerda esto: aprovecha todas las oportunidades que tengas, arriesga, se feliz, equivócate; pero nunca dejes pasar el tiempo porque hoy estamos, pero mañana quien sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s