Dime tu complejo y te diré como solucionarlo + tips para cuidar las prendas de baño || #swimwear

Y, aunque el verano va llegando a su fin… ¡nunca es tarde para lucir el traje de baño perfecto! En el post de hoy os dejo los complejos más frecuentes y sus soluciones. Además, os dejo la última tendencia en moda de baño y unos tips para cuidar la misma. ¿Comenzamos?

OBJETIVOS DIFERENTES…

  • Quiero mantener a raya la tripa: si este es tu problema, resuélvelo aliándote con drapeados y fruncidos. Tienen superpoderes para disimular y crear efectos visuales de vientre plano. También los tienes en versión bikini. Es preciso que lleve un doble forro, una licra de gran calidad en el exterior y una tela elástica en el interior que actúe como una faja para moldear el cuerpo. De esta forma evitarás que aparezcan los temidos pliegues. Puedes optar por bikinis siempre que tengan braguita alta para neutralizar dicha zona.
  • Tengo mucho pecho: lo principal es que esté sujeto y se mantenga en su sitio. Para ello, la opción más acertada son las partes superiores tipo balconnet con aros que ayudan a recogerlo. Inclínate por diseños que tengan los tirantes anchos y removibles, de esta forma evitarás cargar en exceso la espalda. Además, realzan los escotes exuberantes. Si quieres algo más atrevido, las aberturas de vértigo están permitidas, pero siempre tipo hálter, ya que son los mejores para, al mismo tiempo, resaltar el pecho y asegurarlo.
  • Piernas cortas: se centra en escoger la braguita perfecta. Decídete por las más escotadas, con lazos a los lados, de talle alto y con aberturas y evita las estampadas. Además, puedes jugar con la parte superior de los bikinis optando por diseños con prints llamativos para centrar toda la atención en la parte superior. Si en cambio, te gustan más los bañadores, no te agobies, porque puedes seguir utilizándolos. Céntrate en los que tienen la altura de la cintura falseada, ya que de ese modo se ubica por encima de la real.
  • No tengo curvas: si tienes los hombros y las caderas en la misma línea, y no tienes muy definida la cintura, el objetivo es suavizar la silueta boyish y potenciar la figura. Es el momento de lanzarse con los trikinis y abandonar la vergüenza. Además conseguirás la tan ansiada silueta reloj de arena. Si por el contrario, la idea los trikinis no te hace gracia, en este caso, tu opción sería el dos piezas bandeau con lazos en la parte frontal que feminizan, los cortes triángulo con volantes que dan volumen y l as copas marcadas que resaltan el pecho son excelentes para simular curvas.
  • Pecho pequeño: para conseguir un efecto de más volumen en la zona del pecho puedes decantarte por un diseño push-up. Si prefieres algo más natural, los volantes, las puntillas y las rayas horizontales le darán mayor volumen a la parte superior del cuerpo. Otra opción son los prints y los colores llamativos, pues también cumplen un papel importante. Además, debes prestar atención a la forma. Ficha los de triángulo que se atan al cuello, para levantar y crear un mejor escote y los bandeau siempre con algún tipo de estampado.
  • Trasero generoso: la opción más acertada para ello es hacerlo con braguitas colocadas en la cintura y de corte pequeño. Es fundamental que la parte superior sea de corte oversize tipo top deportivo para centrar toda la atención en esa zona. De todas formas,el color negro será el mejor aliado tanto en bikinis como en bañadores, pero si prefieres diseños con estampados, mejor los de tamaño más pequeño. Por otro lado lado, los lazos a los lados estilizan las piernas y disimulan las cartucheras.
  • Brazo poco definidos: los cortes bardot se trasladan a las piezas de baño para hacerte sentir más sexy y segura. Al tapar una pequeña parte te permiten tener bajo control la zona superior, que es la que tiende a descolgarse. TRUCO: escoge bikinis con pequeños volantes en forma de pico, con mangas en versión mini o tubo. Si quieres potenciar su efecto, hazte con un diseño que simula un top corto con vuelo desde los hombros hasta el pecho. En cuanto a las partes inferiores, las braguitas mini son su pareja.
  • Pecho separado: los bikinis de corte bandeau con varillas de sujección a los lados serán la salvación. Hazte con los que tienen en mitad del pecho tiras que puedas ajustar según te convenga. Los que tienen la parte delantera cruzada con grandes tiras en la parte inferior que se atan en la espalda, junto con los de tira central, ayudan a levantar, juntar y realzar al máximo el pecho.

 

LO ÚLTIMO: ¿Tankini?

Ni bikini ni bañador. Esta opción, apta para todo tipo de cuerpos, va de maravilla para aquellas que quieren ocultar tripa. Es importante que, además de copa, en el interior, también tenga la banda de contorno para ajustar y elevar.

 

TIP: ¿cómo cuidar tus prendas de baño?

  1. Aclarar el bikini después de un día de playa o piscina. Sécalo a la sombra y del revés.
  2. No lo guardes mojado ni lo expongas a temperaturas elevadas.
  3. No lo dejes en remojo, para evitar decoloraciones.
  4. No lo retuerzas. Retira el exceso de agua con una toalla seca y limpia.
  5. Para conservar el biquini de un año para otro, guárdalo en bolsas de algodón.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s