#díainternacionaldelaeliminaciondelaviolenciadegenero

Hoy, no solo es un viernes cualquiera. Hoy es 25 de noviembre. Hoy, es el día internacional de la eliminación de la violencia de género. Hoy es un día en que muchas mujeres celebran su libertad, su amor por ellas mismas y su recuperación. Hoy es el día en el que se homenajea a todas aquellas (y aquellos, pero ellas por mayoría) que han tenido el coraje suficiente para decir BASTA. Para subirse los pantalones, las maletas y con la cabeza bien alta decir: Yo he sido víctima, he puesto medios y ahora soy feliz. Porque si quieres, puedes. Y tú, eres capaz de todo. No te rindas. Estamos contigo, a tu lado, en cada paso que des.

 

Como habréis podido ver, si me seguís en las redes sociales, hoy he recitado un manifiesto redactado por los centros educativos de Cantabria (si quieres leerlo con detenimiento y pausadamente, os lo dejo transcrito aquí abajo).

“Hoy el mundo conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género.

Un día en que la Comunidad Educativa de Cantabria quiere decir NO MÁS VIOLENCIA.

Un día para recordar a las más de 40 mujeres que han sido asesinadas este año por sus parejas o exparejas.

Para estar al lado de las mujeres y niños que sufren en silencio los malos tratos.

Un día para decir a las víctimas que hay salida.

Pero también queremos gritar NO a las DESIGUALDADES ENTRE HOMBRES Y MUJERES.

NO al MACHISMO, que es el germen de la violencia contra las mujeres.

NO a las RELACIONES DE CONTROL Y ABUSO DE PODER, que son el origen de esta tragedia.

NO a la EDUCACIÓN DESIGUAL, que no nos enseña a relacionarnos como iguales.

Porque el antídoto contra la violencia es la igualdad y el respeto.

Porque quien te quiere, no te controla. Confía en ti, respeta tu opinión y te trata bien.

Y cada uno de nosotros somos importantes para erradicar la violencia de género.

Porque nadie entra a la fuerza dentro de un corazón.