Mi 2016

​Otro año que termina. Que llega a su fin. Aunque, este ha sido algo diferente. Siendo sinceros, 2016 no comenzó todo lo bien que debería haber empezado. No es una queja, pues a la larga fue constructivo (no os podéis imaginar cuanto). Gracias a ese “fatal comienzo de año” he aprendido numerosas cosas. Cosas que ya sea de manera “x” o “y” no había aprendido antes (de aquí mi teoría de cada cosa pasa en el momento que tiene que pasar, que ciertas personas aparecen en el momento exacto y perfecto para enseñarte y/o aportarte cosas que necesitad, pero eso es otra historia).

Volviendo al tema…2016 siguió en su línea, las cosas buenas brillaban por su ausencia y, de haberlas, se podrían contar con los dedos de una mano. No me quejo, pues creo que, aunque no haya sido el mejor año, he aprendido cosas fundamentales como, el valor de la amistad,  la verdad,  luchar por lo que tu quieres, piensas y/o sientes. Pero sobre todo,  luchar. Luchar por absolutamente todo lo que creas, aunque el mundo te diga lo contrario.

Dejo atrás muchas cosas,ya sean personas, momentos y/o situaciones; para comenzar un año distinto. Muchos planes que realizar, ideas que llevar a cabo, proyectos….pero sobre todo ilusión. Ilusión de empezar un año que va a ser muy diferente a todos los demás, estoy segura. Desde aquí solo me queda agradecer a todos los que se han mantenido a mi lado, año tras año, a los que se han incorporado nuevos, pero sobre todo, a ti. Si, a ti. Tu que me estas leyendo. A ti mil gracias por el apoyo, aunque sea virtual, pero apoyo. Espero poder escribir mil fin de años más,  y que tu, los puedas leer.