@SrZeta

Todas las mañanas cuando me despierto del desierto de mi cama, intento ser mejor persona que el día anterior, dar la mejor versión de mí y ofrecer siempre alguna palabra agradable al tímido oído de los demás. No me gusta deber nada, siempre doy las gracias e intento ser educado aunque la persona que tengo delante no sepa que es eso. Siempre digo y me repito en mi cabeza una y otra vez: sé cómo quieres que sean contigo, sonríe aunque te duela y di “te quiero” a los que se lo merezcan, no pierdas nunca una oportunidad.